No hay una dosis segura de cafeína en el embarazo

Las mujeres embarazadas o que están buscando concebir deberían evitar por completo la cafeína, según un análisis de estudios observacionales publicado en « BMJ Evidence Based Medicine», que advierte de que no existe un nivel seguro de consumo en estos casos.

Actualmente, el NHS del Reino Unido, el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos, las Guías Alimentarias para los Estadounidenses y la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) establecen en 200 mg de cafeína, que se aproxima a aproximadamente dos tazas de café de concentración moderada por día, el nivel seguro de consumo durante el embarazo.

El profesor Jack James, de la Universidad de Reykjavik, Islandia, realizó una revisión de la evidencia actual sobre los efectos relacionados con el consumo de cafeína en el embarazo, para determinar si el nivel seguro de consumo recomendado tiene una base sólida.

Encontró 48 estudios observacionales y metanálisis publicados en las últimas dos décadas con uno o más de seis resultados negativos: aborto espontáneo, muerte fetal, bajo peso al nacer y/o pequeño para la edad gestacional, parto prematuro, leucemia aguda infantil y sobrepeso y obesidad infantil.

Aunque se trata de un estudio observacional, por lo que no se puede establecer la causalidad, y el autor señala que los resultados podrían verse afectados por otros factores de confusión, considera destacable el hecho de que algunos estudios no encontraran un umbral por debajo del cual los resultados negativos estuvieran ausentes.

El profesor James concluye que existe «evidencia acumulada sustancial» de una asociación entre el consumo de cafeína materna y diversos resultados negativos del embarazo, por lo que, en su opinión, las recomendaciones de salud actuales sobre el consumo de cafeína durante el embarazo necesitan una «revisión radical».

«Específicamente, la evidencia científica acumulada respalda que a las mujeres embarazadas y a las que contemplan quedarse embarazadas se les aconseje evitar la cafeína», concluye el investigador.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Main Menu