La demencia mata a casi tres veces más personas de lo que se pensaba en Estados Unidos

demencia-1-reduced

Publicado en la revista «JAMA Neurology», el estudio estima que el 13,6 por ciento de las muertes son atribuibles a la demencia, 2,7 veces más que el 5 por ciento de los certificados de defunción que indican la demencia como causa subyacente de la muerte, tal y como indica Europa Press.

«En el caso de la demencia, existen numerosos retos para obtener recuentos de muerte precisos, incluyendo el estigma y la falta de pruebas rutinarias para la demencia en la Atención Primaria. Nuestros resultados indican que la carga de mortalidad de la demencia puede ser mayor de lo que se reconoce, lo que pone de relieve la importancia de ampliar la prevención y la atención de la demencia», explica el líder del estudio, Andrew Stokes.

Los investigadores encontraron que la subestimación varía mucho según la raza, con 7,1 veces más adultos mayores negros, 4,1 veces más adultos mayores hispanos y 2,3 veces más adultos mayores blancos que mueren de demencia que lo que indican los registros del Gobierno estadounidense.

Las muertes relacionadas con la demencia también se subestimaron más entre los hombres que entre las mujeres, y más entre las personas sin educación secundaria. Investigaciones anteriores han demostrado que la demencia es desproporcionadamente común entre los adultos mayores negros, hombres y/o con menos educación.

«Además de subestimar las muertes por demencia, las cuentas oficiales también parecen subestimar las disparidades raciales y étnicas asociadas con la mortalidad por demencia. Nuestras estimaciones indican una necesidad urgente de realinear los recursos para hacer frente a la carga desproporcionada de la demencia en las comunidades negra e hispana», argumenta Stokes.

Los investigadores utilizaron datos de una cohorte representativa a nivel nacional de 7,342 adultos mayores en el Estudio de Salud y Jubilación (Health and Retirement Study, HRS), que reúne datos de individuos a partir del momento en que se mudan a los hogares de ancianos.

Para este estudio, los investigadores usaron datos de adultos mayores que ingresaron al cohorte en 2000 y les dieron seguimiento hasta 2009, analizando la asociación entre la demencia y la muerte cuando se ajustaron a otras variables como la edad, el sexo, la raza/etnia, el nivel de educación, la región de EEUU y los diagnósticos médicos.

ABC España

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Main Menu